¿Cómo ahorrar energía en el hogar?

 

ILUMINACIÓN

Alrededor de un 13% de la energía eléctrica que se consume en los hogares de la Comunitat Valenciana va destinada a la iluminación. Pero no todas las estancias necesitan la misma luz, por lo que para conseguir una buena iluminación es importante analizar las necesidades de cada espacio.

etiqueta lamparas

 

 A la hora de elegir una lámpara es importante no asociar “la cantidad de luz que proporciona”, con el consumo en watios que tiene. Una bombilla incandescente de 60W no aporta más luz que una lámpara fluorescente de bajo consumo de 17W. Para poder compararlas hemos de fijarnos en los lúmenes de cada una o en su eficacia luminosa. La eficacia luminosa (lm/W) de una lámpara es la cantidad de luz emitida por unidad de potencia eléctrica (W) consumida. La eficacia luminosa de las bombillas incandescentes se sitúa entre los 12 lm/W y los 20 lm/W, para las lámparas fluorescentes va desde los 40 lm/W a los 100 lm/W y en el caso de los LEDs encontramos lámparas con eficiencias entre 60 lm/W y 120 lm/W.

Las lámparas y luminarias que adquirimos para nuestras viviendas deben llevar una etiqueta de eficiencia energética. Al igual que en el caso de los electrodomésticos, la etiqueta muestra los siete niveles de eficiencia energética que puede tener una lámpara o luminaria, siendo la más eficiente representada por la letra A++ y la de menor nivel la E. La flecha negra muestra en su interior la clase de eficiencia energética de la lámpara o luminaria. Además, la etiqueta aporta información del consumo de energía en kWh para un uso de 1000 horas.

Algunos hábitos que nos pueden ayudar...

  •  Aprovechar siempre que sea posible la luz natural.
  • Utilizar colores claros para las paredes y techos, con ello reducirá las necesidades de iluminación artificial.
  •  Sustituir las bombillas por lámparas de bajo consumo o LED; consumen mucha menos energía y duran más.
  •  Coloque reguladores de intensidad luminosa de tipo electrónico (no de reostato): ahorrará energía
  •  Mantenga limpias las pantallas y lámparas para aumentar la luminosidad sin necesidad de aumentar la potencia.
  • Apague siempre las luces de las habitaciones que se estén utilizando.
  • Adapte la iluminación a las necesidades, dando preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar conseguirá ambientes más confortables.
  • En las zonas comunes, vestíbulos o garajes es conveniente instalar detectores de presencia de modo que las luces se enciendan y apaguen automáticamente.
  • Reduzca al mínimo la iluminación ornamental en exteriores: terrazas, jardines, etc
lampara LED