¿Cómo ahorrar energía en el hogar?

 

ENERGÍAS RENOVABLES

Existen diversas alternativas que nos permiten aprovechar las fuentes de energía renovables para cubrir las necesidades energéticas en el hogar. Las más frecuentes son la energía solar, la biomasa  y la energía eólica. Así pues, mediante la instalación de paneles solares, pequeños aerogeneradores o calderas podemos aprovechar la energía del sol, del viento o de la biomasa.

Utilizar energías renovables para uso térmico o para la producción de electricidad, no sólo supone importantes ahorros energéticos y económicos, sino que contribuye a la sostenibilidad y la preservación de nuestro entorno.

Por otra parte, hay que destacar que la Generalitat ayuda económicamente a la utilización de este tipo de energías no contaminantes en el ámbito doméstico mediante deducciones fiscales en el tramo autonómico del IRPF. Los detalles se pueden consultar aquí.

renovables

 

Energía solar térmica

energia solar termica

La energía solar térmica se fundamenta en el aprovechamiento térmico de la radiación solar. La incidencia de los rayos solares sobre el captador permite calentar un fluido (normalmente agua con aditivos), que circula por su interior. En las aplicaciones de ACS este calor se transmite al agua de consumo a través de un intercambiador y genralmente queda acumulado en un depósito para uso posterior.

Los captadores más utilizados actualmente son los denominados planos. Existe una gran variedad de modelos y marcas que permiten distintos rendimientos.

Nuestra climatología y abundancia de este recurso nos permite obtener más beneficios. Aunque los sistemas solares no deben diseñarse para cubir el 100% del consumo, siendo necesario un sistema convencional de apoyo ( gas, gasóleo, biomasa,...), la energía solar para el calentamiento de agua caliente sanitaria comporta unos ahorros de entre el 50-80% respecto a los sistemas convencionales.

Hay que destacar que buen diseño y mantenimiento de la instalación garantiza una alta produccion y una vida útil que puede superar los veinte años.

Biomasa

biomass

La biomasa es la materia orgánica susceptible de aprovechamiento energético, como pueden ser los huesos de aceitunas, las cáscaras de frutos secos, así como residuos de los montes y las industrias forestales (astillas, serrines, cortezas...) que pueden utilizarse astillados o en forma de pellets. 

Una de las mejores apliaciones de la biomasa es su uso en calefacción, climatización y producción de gua caliente en edificios, con ahorros de un 10% respecto al uso de combustibles fósiles o superiores en función del tipo de biomasa y el combustible sustituido.

Hoy en día existe una amplia gama de modelos de calderas de biomasa, que permien ajustarse a las necesidades de cada usuario, ya sea en bloques de viviendas o viviendas unifamiliares.

El uso de biomasa en los sistemas de calefacción supone un balance neutro en la emisión de CO2, ya que cierra el ciclo de CO2 que comenzaron las plantas al absorberlo durante su crecimiento. La biomasa, combinada con la energía solar térmica, constiuye una excelente opción para la producción de agua caliente y calefacción.

Energía Eólica

windmill

La energía eólica se emplea esencialmente para la producción de electricidad del siguiente modo: la energía contenida en el viento hace girar las palas del aergoenerador, transmitiendo su movimiento a un generador que produce electricidad.

Para uso doméstico existen hoy en dia dos tipos de aerogeneradores. Por un lado, aergeneradores de baja potencia (inferior a 10kW), tradicionalmente utilizados para el bombeo de agua y por otro, minigeneradores eólicos para producir electricidad.

La instalación de estas máquinas está indicada para viviendas aisladas que, además, se encuentren en zonas de viento. Por tanto, la primera y necesaria condición para que esta instalación funcione es que el lugar elegido tenga un viento medio suficiente. Para conocer el potencial del recurso eólico disponible en su zona, se puede consultar el  Atlas Eólico de España.

La energía eólica permite un gran ahorro en la factura de la luz, sobre todo si vives en un lugar con viento medio-alto. Además, este tipo de instalaciones independientes es muy útil en lugares donde no llega la red principal.

Energía Geotérmica

La energía geotérmica es la energía almacenada en forma de calor, bajo la superficie de la tierra. Para poder extraer el calor almacenado en rocas y suelos, es necesario disponer de un fluido, generalmente agua, que transporte el calor hacia la superficie de forma concentrada, mediante sondeos o sondas geotérmicas. Una vez en la superficie, el fluido que transporta dicho calor se destinará, en función de su temperatura, a la producción de energía eléctrica (si la T > 150ºC), uso directo en calefacción y agua caliente sanitaria (si la T está entre 30 y 90ºC), o para generación de calefacción y climatización mediante bombas de calor ( si la T < 30ºC).


En la Comunitat Valenciana encontramos recursos geotérmicos de baja temperatura como los balnearios naturales. Aún así, en nuestro territorio, el principal aprovechamiento de esta energía se hace mediante bombas de calor geotérmicas. La Bomba de Calor Geotérmica es una bomba de calor que transfiere calor desde el terreno hasta el interior de la vivienda, por medio de tubos de polietileno enterrados, por los que circula una mezcla de agua con anticongelante. Durante los meses de verano, la bomba de calor geotérmica extrae el calor de la vivienda y la devuelve al subsuelo. El suelo (a una T de 19ºC ) posee condiciones de temperatura más favorables que el aire, por lo que, en general, el consumo del compresor de una bomba de calor geotérmica es menor que el consumo de una bomba de calor que intercambie calor con el aire.

Autoconsumo

En términos de energía, el autoconsumo es la producción de electricidad para el consumo propio. Es una alternativa de presente, legal y basada en energías renovables.

La generación de energía eléctrica tradicional se caracteriza por seguir un esquema centralizado, unidireccional y con pocas medidas de control sobre la actuación de la demanda. Actualmente, existen soluciones que permiten un cambio de este modelo hacia otro de producción de electricidad distribuida, donde cualquier consumidor puede generar su propia energía eléctrica, producida mayoritariamente con instalaciones de pequeña potencia y mediante el uso de fuentes renovables locales.

Para facilitar su uso en nuestro territorio IVACE-Energía, ha elaborado el Plan AutoconsumE+  que apoya a particulares, a empresas y administraciones con diferentes medidas fiscales y de financiación.